Lo bueno y malo de las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito nos pueden facilitar en mucho la vida, ya que pueden convertirse en dinero virtual o efectivo justo en el momento que más lo necesitamos, y lo mejor de todo es que pagaremos después, toda una maravilla financiera inventada por el hombre ¿verdad?

Sin embargo también nos puede arruinar la vida, ya que si no lo sabemos utilizarla tendremos una deuda creciente con interese demasiado altas que poco a poco se harán imposibles de pagar.

Lo bueno

Calificar para una tarjeta de crédito dependerá de la entidad financiera a la que se la solicite, y mejor aún si tu estabilidad laboral es muy buena podrías calificar a montos muy altos, que otros no pueden tenerlo. Así mismo una tarjeta de crédito le dice a todo el sistema financiero, que usted es un cliente potencial y bueno para otras tarjetas de crédito de cualquier banco.

Una vez que la tienes, puedes utilizarla para hacer compras a plazos en tiendas por departamentos, supermercados, o utilizar efectivo también a plazos o indefinido si lo requieres.

Las tarjetas de crédito pueden ser una forma inmediata de tener dinero o comprar si de urgencias se trata, además de convertirte en un cliente muy deseado para los bancos.

Lo malo

Aunque usted no lo crea mucha gente se ha destruido la vida, con la mala utilización de la tarjeta, llegando a pagar sumas muy altas por la tarjeta de crédito. Esto sucede cuando la persona hace compras indiscriminadas y sin control, o retira dinero solo por el hecho de tener el plástico, haciéndose luego imposible pagar las cuotas.

Educación

Hay que entender que las tarjetas tienen formas de usarlas, a menos tiempo menor interés, o nunca retirar dinero del cajero como si este efectivo fuera un ahorro, porque así solo conseguirás pagar intereses por mucho tiempo sin bajar la deuda del capital.