Se valiente y dile no a las tarjetas de crédito

 

Las tarjetas de crédito poseen un riesgo enorme a quienes no pueden utilizarlas, ya que es una gran herramienta cuando se utiliza de manera correcta, pero la mayoría de las personas la ocupan para comprar todo lo que desean sin pensar en el pago que después tendrán que estar pagando durante meses. Utilizar una tarjeta de crédito para comprar electrodomésticos u otras cosas que bien puedes pedir un crédito en un almacén hace que gastes de más.

1- ¿Por qué quieres una tarjeta de crédito? Casi nadie se ha hecho esta pregunta sinceramente, ya que la mayoría de las personas tienen en la mente, compraré la ropa que necesito, pagaré todos mis gastos diarios. Estos son de los errores más cotidianos al obtener una tarjeta de crédito. No la utilizan como una forma de obtener dinero rápido en una emergencia.

2- Ten tu presupuesto y no gastes más de lo que ganas, cuida el límite de tus gastos, no sobrepases tus gastos y no tendrás necesidad de utilizar la tarjeta de crédito como una planta de dinero.

3- Si compras las con la tarjeta de crédito todos los productos y alimentos que se necesitan en un mes en el hogar, procura gastar como si fuera tu dinero en efectivo, ya que cuando venga el próximo recibo ten listo todo el dinero y paga completamente la deuda, ya que los intereses de una tarjeta de crédito son los más elevados de cualquier otro producto bancario.

4- Caer en deuda con una tarjeta de crédito es el peor error, tu puedes acumular diferentes intereses ya que una tarjeta de crédito te hace pagar los interese mensuales, intereses de mora, etc. Por esta razón es recomendable no caer en mora ya que no podrías salir de ella durante años.

5- Tu historial crediticio estará en riesgo sino pagas tu tarjeta de crédito a tiempo, entrar a la lista negra de los deudores es fácil, salir de ella es difícil.

6- Una deuda de una tarjeta de crédito, muchas veces hace separar familias o quedar sin casa ya bien sea por un embargo o porque su esposa o esposo te la ha quitado.

7- Utiliza con más frecuencia el dinero físico, esto te dará una sensación de cuidarlo ya que veras volar los billetes o monedas, pero una tarjeta de crédito no tendrás ningún sentimiento y no te importará el monto que gastas.

Se muy valiente y no utilices las tarjetas de crédito para compras cotidianas ya que empeorará tu economía, pero esto no quiere decir que no tengas una tarjeta de crédito, lo contrario una tarjeta de crédito no debe faltar en un hogar, pero lo recomendable sería:

1- Tener guardada la tarjeta de crédito en un lugar seguro en su hogar y no sacarla fuera de casa.

2- Manejar un presupuesto y una tabla de gastos mensuales.

3- Ahorrar un porcentaje de sus ingresos mensuales.

4- Pagar las deudas de las tarjetas de crédito lo antes posible.